martes, 13 de diciembre de 2011

Los rosquillos de mi abuela

Hooola, a todos , con estas fiestas todos tenemos tantas cosas que hacer y voy cocinando y acumulando recetas que no tengo tiempo de colgar, porque siempre tenemos otras mil cosas que hacer, pero esta receta no quería dejar de compartirla por lo que significa para mi y para mi familia. Para nosotros estos rosquillos son el pistoletazo de salida a la navidad, siempre nos reuníamos todos para hacerlos. Mi abuelo siempre amasaba, pues hay que estar un buen rato dale que dale a la masa, mi abuela freía y los demás hacíamos los rosquillos, cantábamos, reíamos y también debo decir que jugábamos un poquito con la masa. Para nosotros es un día muy especial, es una tradición que viene de mi bisabuela y esperamos no perder nunca. Después una vez todos hechos repartimos para todos y siempre que comemos uno en cada bocado, además de un riquísimo sabor también nos embargan un montón de recuerdos.

Hoy en día mi tía Pepi y yo seguimos realizándolos con todo el cariño, y cada año somos más para celebrar este día, mirad que montón de gente estábamos allí.



Bueno vamos con los ingredientes:


2,5 kilos de harina, mitad recia y mitad fina. Yo la encargo en la panadería.
6 vasos de aceite de oliva frito con anís, todo el bote del mercadona.
Un vaso y medio de vino blanco
Un vaso y medio de vino dulce
Un chorro de anís 
Un vaso de zumo de naranja
 Medio kilo de azúcar.
Aceite de oliva para freír
Azúcar para rebozar














Lo primero que tenemos que hacer es freír el anís en bastante aceite. Lo dejamos enfriar. Volcamos la harina en forma de volcán en un barreño amplio y bien limpio y seco. Añadimos todos los ingredientes y comenzamos a amasar, necesitan al menos 45 minutos o una hora de amasado. Transcurrido este tiempo lo dejamos reposar un ratito y hacemos unos cuantos rosquillos y probamos a freírlos. Son los de prueba, han de estar bien de textura para manejar la masa no romperse al freír y por supuesto ricos. Si reunen todos estos requisitos vamos haciendo y friendo. Si no ,toca a masar un poco más.Después de fritos los vamos rebozando en azúcar, bien embadurnados pues la receta lleva muy poca azúcar. Y listos, a disfrutar con una copita de anís son una delicia.


Os recomiendo este anís con aroma a canela, café y miel, delicioso.Espero que os animéis  a hacerlos, son laboriosos pero el resultado vale la pena, e incluso recibí el premio al sabor en el concurso de postres navideños de aquí, de mi pueblo.Hoy en vez de una frase os dejo una flor, hasta la próxima.


18 comentarios:

  1. madre miaaaaa que de roscos !!!!! me encanta tu abuela jajaja que lindaaaaaa, felicidades por esta receta !!!! oye una cosa eso de harina recia q es ??? Un besiiiiitooooo

    ResponderEliminar
  2. que bonita esta la fuente de roscos , que bueno tienen que estar ,me ha gustado la foto es un recuerdo muy bonito,un beso

    ResponderEliminar
  3. Que bonito es tener tradiciones y momentos tan especiales con la familia!!! Tienen una pinta increíble!!! ;)
    Besotes guapi

    ResponderEliminar
  4. Ainsss qué familia más maja que tienes.
    Me ha recordado a los roscos que hace mi madre, además ella también los pone en una palangana.

    Te han quedado estupendos, felicidades a esa pedazo de familia, besitos

    ResponderEliminar
  5. Sonia la pides así en la panadería o quizás la conoces por harina de fuerza, bsitos de ladulceali

    ResponderEliminar
  6. Estoy babeando que ricos.....Estos son los buenos.

    ResponderEliminar
  7. Una cosilla porque no quitas la verificación de las palabras se pierde tiempo escribiendo y no vale para nada, lo puedes quitar en configuración en comentarios.

    ResponderEliminar
  8. Que ricos, es maravilloso conservar recetas estupendas como esta. Besiños.

    ResponderEliminar
  9. estas recetas son lasmejores y las que no hay que perder nunca...
    me encantan restos rosquillos, los probaré..
    besitos,
    ANi.

    ResponderEliminar
  10. que ricos deben estar. mi madre hacía unas rosquillas muy parecidas, y la masa tenía el mismo aspecto.
    besazos!

    ResponderEliminar
  11. estos son los roscos que se hacian en mi casa de siempre y mira por dodne no encontraba la receta ni mi madre despues de tantos años se acordaba,que bien,me copio la tuya! gracias por compartirla,se ven buenisimos!
    saludos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. Ali Ponsfer, ¿el paso a paso lo tenías en las bandejas de la foto?
    Menudo momento lleno de tantos recuerdos, con tantos lazos familiares y de todas las edades.
    Ánimo preciosa, estos momentos son los que perduran en el contador de nuestros entrañables recuerdos.

    Enhorabuena, nenita.
    Xtos xulísima. Me llevo uno sin azúcar ... que lo he visto en la bandeja del medio... jijijijiji

    ResponderEliminar
  13. Guau peazo bandeja de rosquillos seguir la tradición por muchos años!!
    bss
    loli

    ResponderEliminar
  14. Los dulces de sartén me encantan, sin duda son mis preferidos. Pero cuando además son recetas tradicionales, de familia, me gustan aún más así que no me extraña nada que ganases. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Qué cantidad de rosquillas, se necesita fuerza para amasar tanta cantidad, pero es que luego están tan buenas que se olvida una del esfuerzo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola, me acabo de hacer seguidora de su blog, me ha gusta mucho.. Enhorabuena!! :). Aquí, le dejo el link de mi blog, para que pueda visualizarlo, y hacerse seguidora. Espero que disfrute... Un saludo.
    http://pitufina22.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. qué ricas!!!! las de la abuela siempre saben mucho mejor :) lo mejor de todo, la foto en familia, me encanta

    ResponderEliminar
  18. Esta receta la guardaré como un preciado tesoro.
    Besoss

    ResponderEliminar

Me encanta leer cada uno de vuestros comentarios, me alegran el día, gracias por perder un poquito de tu tiempo conmigo. Si deseas ponerte en contacto conmigo puedes escribirme a aliciafm73@gmail.com. Muchas gracias.